Benjamín y yo hemos pasado muy buenos ratos

Benjamín y yo hemos pasado muy buenos ratos juntos, le gusta acompañarme algunas noches, no pide nada y no le molesta que me quede dormida a su lado.

La primera noche que pasamos juntos mantuvimos una larga charla, y los dos nos sentimos muy a gusto. Me contó que se llamaba Benjamín en honor al, ya difunto, Sr. Franklin; inventor del para-rayos. Que nunca iba a ningún sitio donde no le quisieran, y que adoraba hacer disfrutar a los demás. Hablamos de lo sola que a veces me sentía, de que, por muy romántica que me pueda sentir de día, las noches eran distintas, de cómo mi cuerpo generalmente va por libre, y no entiende de calendarios. Hablamos de lo limpio, educado y servicial que es.

Recuerdo perfectamente que la primera noche que pase con él, llore en mi cama. Benjamín me lo permitió y soportó un ataque de rabia conmigo y contra mundo, y cuando deje de llorar se dedico únicamente a hacerme sentir satisfecha hasta que me dormí.

Pero ahora el no esta pasando por su mejor momento, le noto ausente y sin energía. Le falta la fuerza y el brío del principio.

Queridos Reyes Magos:

De momento solo quiero un cargador y pilas recargables para mi compañero, mi amigo de noches insomnes, Benjamín.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s